Parque Rodo


Historia
El Parque José Enrique Rodó, conocido también como Parque Rodó, es un parque de la ciudad de Montevideo. Honra a José Enrique Rodó, un importante escritor uruguayo. El parque tiene 42 hectáreas de extensión y constituye un paseo tradicional para los montevideanos. Incluye un lago artificial, una zona de juegos infantiles y un parque de atracciones mecánicas donde también se dispone de varios locales gastronómicos. Los orígenes de este parque son entre fines del siglo XIX y principios del XX, en que se comenzó a trazar el entonces Parque Urbano, con diseño de los arquitectos franceses Carlos Thays y Carlos Racine. Los juegos del Parque Rodó se iniciaron el 24 de enero de 1889 con un emocionante artefacto: la montaña rusa. Las calesitas venían demoradas: la primera llegó en 1903. Los trabajos preliminares para la conformación del Parque Urbano –como se llamó originalmente al Parque Rodó- se iniciaron entre 1900 y 1902. Gusano Loco Entre 1903 y 1904 se construyó el lago artificial, con puentes rústicos de imitación, la avenida central, terraza para música, el castillo sobre el lago, la vaquería para expendio de leche fresca y la plaza de juegos para niños. Recién en 1912 la diversión se institucionalizó, cuando la Intendencia autorizó la implantación de juegos, servicio de ponies y locales para la venta de comestibles y golosinas. Entre las tradicionales atracciones electro-mecánicas se incluyen la Rueda Gigante y los Autos Chocadores, entre otros juegos que se han ido incorporando posteriormente, entre ellos el "Gusano Loco". En el castillo junto al Lago funciona la Biblioteca Infantil "María Stagnero de Munar". Del otro lado del Lago se ubica el Pabellón de la Música, que rinde homenaje a las grandes cumbres musicales germanas: Beethoven, Mozart, Bach y Wagner, y supo servir como escenario para orquestas y grupos de cámara.


  Volver

Created by Salamanca Soluciones Empresariales